lunes, 23 de noviembre de 2009

El bululú de las ninfas

Un cangrejito casi transparente, de esos que asumen el color amarillento de la arena, se detiene justamente entre los muslos, en las esquinas redondas de las nalgas. Está vibrando de miedo o de quién sabe qué, en el fondo de un risco y si por casualidad su mirada es amplia y ve más allá de lo que su tamañito merece, quién sabe qué impresión le dará esa parte de arriba, donde se abren unos labios de caracola revelando una gruta. El cangrejito y otros más que orillan el cuerpo, huyen ante la presencia de los pasos que se agolpan. Esta es una mañana alteradora, de hormigas buscando mieles podridas y de moscardones humanos, zumbando por todos los ámbitos, la mala nueva de una mujer que amaneció desnuda, violada y muerta, en el ensimismamiento de la playa.


José Pulido

Escritor venezolano

Algo más de José Pulido



2 comentarios:

  1. El cangrejito está impaciente, le han pisado y ocupado todo su hábitat, a demás con algo poco común por su entorno, como es el cuerpo de una mujer desnuda y muerta...

    Pasará unas horas donde la paz no existirá, por el devenir de las circunstancias durante el día.

    Y cuando suba la marea de nuevo, todo volverá a formar parte de un paisaje sin extraños merodeando a su alrededor...

    Feliz semana Ro!!

    Un abrazo de amapolas arco iris de ilusiones y sueños hechos realidad, de esta que te ha visitado...

    María del Carmen.

    ResponderEliminar
  2. Gata Coqueta:
    Interesante tu reflexión además acertada, este cangrejito y Ro, estamos impacientes por que por fin la marea suba y todo, todo, vuelva a la cotidianidad y con ella la paz en nuestros corazones.
    Feliz semana para ti también.
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜