jueves, 3 de diciembre de 2009

Cúmple tu destino


Si le hubiera cortado las alas
habría sido mío,
no habría escapado.

Pero así,
habría dejado de ser pájaro.
Y yo...
yo lo que amaba era un pájaro.


Siempre pudiste volar, permanecer fue tu elección...
¡Cúmple tu destino!


14 comentarios:

  1. ¡Qué imagen tan triste! un pájaro sin alas no es un pájaro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Lola: Es verdad, la imagen es la alegoría perfecta para el pensamiento de este post... yo amo el símbolo de libertad -que no libertinaje-
    así que voto por que ¡le peguemos las alas al ave!

    Besos
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  3. Pues sí que es triste... Aunque entendemos perfectamente lo que quieres decir.

    Saludetes gatunos, querida Ro. ¡Y nunca dejes de ir pegando las alas que encuentres cortadas!

    ResponderEliminar
  4. Gatera(abracito de bienvenida): Un día Ro se encontró un pajarito regordete que no sabía volar, lo cuidó, le enseñó lo que las aves necesitan saber para sobrevivir y entrenó sus alas, pasado algún tiempo el pajarito había crecido al cobijo de mi amor y dedicación. Desplegó sus alas, picoteó mi mano (algo enfadado) y voló, no muy lejos, pues buscó una jaula similar a la que le había impedido ser un ave de altos vuelos -regresó a sus orígenes- a eso llamo libre albedrío.
    Fin

    Cariños de
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola starlight!
    ¿Verdad que es lindo el post?
    Celebro poderlo compartir contigo.

    Abrazos de
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  6. Los pájaros han de ser libres, ellos eligen su vuelo, su destino. Pero a veces añoran su jaula, aunque en su regreso a casa, puede que confundan la puerta y entren en otra. Quizás allí añoren su primera jaula y entonces quizás ya es demasiado tarde...

    ResponderEliminar
  7. Martikka: me ha encantado tu comentario, la historia es asi, cada cual la escribe y cada cual se forja su destino.

    ¡Ahora solo quiero aves que sepan volar!

    Mi cariño para ti
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  8. Sakkarah:
    Con la historia de este post confirmo que pocas palabras pueden contener grandes verdades, grandes reflexiones...

    Otro beso para ti.
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  9. Corto y contundente, profundamente bello. Cuando al sentido de la posesión se impone el de la renuncia, nace la libertad.
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. Samuel:
    Como siempre, coincido contigo.
    Tus comentarios son precisos y sutiles, gracias.

    Te dejo un abrazo y dos besos,
    de corazón a corazón...
    Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ-Ro- Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ

    ResponderEliminar
  11. Pero es que las aves son libres! Està en su naturaleza volar. Uno no debe querer tenerlo enjaulado, por màs que le hayas curado las alas. Si lo que querìas era fidelidad, te hubieras comprado un perro.

    Que bien que sigas escribiendo Ro

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. "Y...yo lo que amaba era un pájaro" - asi es, ¡los pájaros son libres! ¡a volar! ¡a cruzar los cielos! ¡a cumplir su destino!
    Los perros son lindos, ya escribiré algo sobre su fidelidad.
    Gracias por tu comentario
    Abrazo de
    Ro

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜