jueves, 27 de mayo de 2010

La Vida










La vida: un camino.
Una historia de pequeñas
y grandes renuncias:

Cerrar los ojos, decir adiós;
dejar volar a las palomas;
soltar aquellas manos;
abrir la jaula de los besos;
atar con cintas a los sueños...

Ahogar el grito
y devolver la carta.


Teté Chávez Varela
Photobucket
Sócrates en seis palabras
sigue este link



4 comentarios:

  1. Preciosa imagen y bello poema lleno de madurez y sabiduría..Te felicito por ello y te agradezco siempre tus palabras,amiga.
    Mi abrazo inmenso de letras cálidas.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso y muy cierto...Pero en ocasiones la vida también es saber decir que no a las renuncias, ¿no crees? La clave está en el equilibrio (siempre que las circunstancias lo permitan, of course)

    Un beso, y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Majecarmu: Gracias por tus letras, este poema es de mi querida amiga Teté, compañera de taller de narrativa y campeona de cuento corto, premio José Agustín. Es una mujer admirable, sensible, que además de escribir, pinta y enseña.
    Una abrazo apretado para ti y para Teté.
    Ro

    ResponderEliminar
  4. Mercedes: Si, si creo, estoy de acuerdo, el truco esta creo yo, en saber cuando renunciar y cuando no... bueno hay situaciones muy obvias que hay que dejar ir.
    Un abrazo grande, a reserva de que te lo de en persona espero que pronto.

    Ro

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜