jueves, 14 de octubre de 2010

Cuento "Playas peligrosas"


Del libro de cuentos: "El cuadro inútil"

Te digo que nuestras playas son peligrosas. Yo por eso siempre tomo mis precauciones: no traigo nada valioso conmigo y trato de no intimar con nadie. Te voy a contar la experiencia de Martín, aquel compañero por el que me preguntaste ayer.

El chavo corría todos los días precisamente aquí, en la Condesa; una vez vio cuando un ratero arrebató su bolso a una muchacha, de un jalón tan fuerte que ella cayó dislocándose el brazo. La joven gritó pidiendo auxilio. Nuestro amigo corrió detrás del maleante. Para ir mas rápido se quitó las chanclas con tan mala suerte que se cortó un pie durante la persecución, sin embargo siguió corriendo.

Atrapó al delincuente, le dio un buen golpe y le quitó el bolso. La joven y sus amigas habían ido tras ellos, así Martín entregó la prenda.

¡Que besote le dieron de premio!

Ese día si le tuve envidia. Pero no paró allí. El héroe tomo un camión para ir al Seguro Social a que le curaran el pie pero el ratero y su banda le siguieron. Se dio cuenta, se bajo del camión y corrió por la avenida Cuauhtemoc.

Ya no recuerdo como logró despistarlos, lo que si supe es que coincidió con la muchacha del bolso cuando estuvo en el Seguro, ya que ella fue por la dislocación de su brazo. Total que se casaron. Le ha ido re mal al pobre; se anda divorciando y le han sacado mucha lana. Yo por eso me cuido. Te digo que estas playas son peligrosas.


Teté Chávez Varela


Te invito a conocer una de las bellas pinturas
de esta autora:
"La Reina de los Mares 1"

Lee el cuento "El Cuadro Inútil",
premio José Agustín de Cuento 2008
de Teté Chávez Varela.

2 comentarios:

  1. Peligrosa moraleja la del cuento, pero tiene un final, a pesar de todo, muy divertido. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Cati: Es cierto, el final es divertido, Teté es ingeniosa y creativa (buena amiga).
    Abrazos
    Ro

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜