sábado, 15 de enero de 2011

El gato. Un pequeño protagonista para grandes relatos

Heródoto, padre de la historia, escribió hace 2500 años el primer texto sobre el gato, asombrado de ese animal que en tan gran número habitaba y era objeto de culto en el Antiguo Egipto. Pero es a los fenicios a quienes debemos la introducción del gato en el Mediterráneo, cuando lo vendían como un tesoro a griegos y romanos. Los gatos acompañan al hombre desde entonces a través de historias, poesías, novelas y cuentos inspirados en los misterios de un animal vinculado a la magia, la fantasía y el esoterismo.

Dioses o demonios, el gato ha tenido una importante influencia en grandes escritores de todos los tiempos. El texto más conocido y que forma parte de la infancia de millones de niños en todo el mundo es “El gato con botas”, de Charles Perrault, basado en relatos del siglo XVI de escritores venecianos y napolitanos. Ese gato caza ratones era imprescindible en la Europa asolada por las ratas y la peste, como fue ineludible compañía de pícaros y pilluelos en el Siglo de Oro español y, más tarde, en las calles donde vagabundeaba “Oliver Twist”, el más famosos personaje de Charles Dickens.

Vinculado a magos y brujas y habitante de arcanos lugares, su independencia y misterio dio lugar a algunos de los mejores cuentos de terror, como “El gato negro”, de Edgar Allan Poe, y “Los gatos de Ulthar”, de Howard Phillips Lovecraft. En la actualidad, también ha sido protagonista de obras de Stephen King y Clive Barker.

Rudyard Kipling, que dio voz a tantos animales en” El libro de la selva”, escribió un cuento hermoso y descriptivo llamado “El gato que andaba solo”. Y quién no recuerda a los compañeros de Alicia en su viaje al “País de las Maravillas”, de Lewis Carroll, que además escribió otros relatos como “El gato de Cheshire”.

En Francia, Charles Baudelaire, padre de la poesía moderna, se inspiró en los animalillos que dormían entre sus papeles. Jaques Prevert y, sobre todo, Colette también escribieron deliciosos textos sobre ellos.

En nuestra literatura cercana en tiempo y espacio, García Lorca y su “Canción novísima de los gatos”, Terenci Moix, Jorge Luís Borges u Osvaldo Soriano son algunos de los autores que dieron al arrogante felino carácter de actor principal de sus obras y de sus vidas. Y en el terreno infantil, Gloria Fuertes y María E. Walsh acercaron a los niños esos gatos divertidos y musicales, reyes de la casa y de reinos fabulosos. También hay periodistas escritores, como Francisco Umbral y Antonio Burgos, que siguen llenando sus crónicas y sus columnas de gatos caseros, caprichosos, independientes y compañeros.

Pero es el gran poeta chileno Pablo Neruda el que mejor resume esta literaria vinculación de siglos en su “Oda al gato”, incluida en su más célebre obra, “20 poemas de amor y una canción desesperada”.

Considerado como el primer animal doméstico de la historia, el gato ha sido inspiración de pintores, músicos, filósofos y escritores.



Enlace: "Erotismo Literario"

6 comentarios:

  1. A veces misteriosos y distantes, otras simpáticos y divertidos, siempre nos muestran sus múltiples y fascinantes caras...¿Será por lo de sus siete vidas?

    Un abrazo gatuno!

    ResponderEliminar
  2. Hasta que no se ha convivido con un gato, no se sabe la grandeza que llevan dentro. Cuando el mio me encuentra mal, cuando me ve decaida, sin fuerza, se planta al lado mio, incluso encima si hace falta y me acaricia con la pata, intuye lo que siento y lo comparte. Besos. Pepi.

    ResponderEliminar
  3. Mercedes: Ya me gustaría leer uno de tus increíbles relatos con un protagonista gato... ¿pronto? - ¡dí que si!

    ResponderEliminar
  4. Pepi: A ese respecto te contaré que los egipcios creían que los gatos tenían la capacidad de absorver los malos estados de animo, emociones, etc. Algunas veces pude darme cuenta que se plantaban a un lado de alguna visita no muy grata y no se apartaban, mas tarde lo escuchaba vomitar.
    Increíble pero cierto, ¡amo a los gatos!

    ResponderEliminar
  5. Miiiiaaaauuuuuuu!
    (quiere decir que sí, jajajajaja, o al menos, lo intentaré!)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Mercedes: Veo que dominas el idioma felino jejeje

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜