miércoles, 22 de septiembre de 2010

Palabras


Desde mis ojos yo te puedo enseñar mi ciudad, mi país; desde mis emociones te puedo dejar ver lo que tengo en el alma, desde mi boca te puedo mostrar lo que mi mente piensa, es lo que tengo; tu puedes desde ti, pintar lo que te doy con tus propios colores y hacer paisajes maravillosos.

Sonrieron complacidos, ella escribió su adiós mirando las estrellas, el a plena luz del día cerró sesión en facebook mientras pensaba “me gusta”.




Ro


clic


2 comentarios:

  1. Dos hemisferios unidos sin tiempo y sin distancia,he ahí el milagro de internet...
    Precioso post,real y repitiéndose todos los días.

    RO,te contaré algo que me alegra mucho: Mi hijo Luisfer,tiene 25 años y ha emigrado a Munich para ejercer su carrera de Arquitectura,porque aquí en España tenemos crisis de construcción.Primero debe aprender alemán, y mientras lo hace, se ha puesto a trabajar en un restaurante mejicano...allí ha celebrado el bicentenario de la independencia española...Todos los días lo vemos y hablamos con él por internet,estoy contenta,porque lo siento muy cerca...Lo mismo que a tí amiga mexicana.Creo que,todos somos ciudadanos del mundo y la historia de cada país,es la historia de todos...!!
    Te dejo mi gratitud por tu comentario y mi abrazo grande,grande,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. Querida María de Jesús: Estoy segura que esa experiencia que vives a través de tu hijo, es de lo mas emotiva y enriquecedora. Ciertamente aunque cada país tiene sus costumbres que le dan identidad, seguimos viviendo bajo el mismo cielo, estamos hermanados. Que emoción, me alegro que un poquito de España y México se fusionen en un ¡tercer país!
    Disfrútalo amiga, y se feliz por tu hijo, que forja su personalidad con cada experiencia.
    Gracias por compartir, mi abrazo hasta España y Alemania.
    Ro

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜