lunes, 11 de mayo de 2009

En tu Cumpleaños...


Julieta Campos

Escritora cubano-mexicana

(8 de mayo de 1932 – 5 de septiembre de 2007)

Nacida en La Habana, se trasladó a México en la década de 1950 después de casarse con el diplomático Enrique González Pedrero. Julieta Campos ganó el Premio Xavier Villaurrutia por su novela, Tiene los cabellos rojizos y se llama Sabina (1974).

De 1978 a 1982 fue la directora de la sección mexicana de la organización internacional de escritores International PEN.

Cuando su esposo fue elegido Gobernador de Tabasco se estableció en Villahermosa, entre 1983 y 1987. En 1987 su marido fue elegido director del Fondo de Cultura Económica (FCE), una editorial donde Julieta Campos había trabajado como traductora.

Fue Secretaria de Turismo en el gobierno del Distrito Federal con Andrés Manuel López Obrador.



LAS NOTAS DE RO

Julieta Campos, la recuerdo directa, sin dobleces, y al mismo tiempo contemplativa e intelectual, una fusión algo extraña, pero en ella era una realidad. La veo leyendo despreocupada en la playa del "Morro" en Acapulco, cuando interrumpía mis juegos de niña para observarla, era una tía diferente, olía, vestía, conversaba y miraba como nadie; ciertamente era especial. En una ocasión, cuando tía Julieta visitaba a sus suegros (mis abuelos) y mi primo Emiliano vino a casa a jugar en la piscina, ella cómodamente sentada nos observaba jugar, me acerqué para conversar (siempre ejercía en mi una atracción casi mágica), recuerdo que emocionada le describí como las gotas de agua que resbalaban por mis pestañas, al combinarse con la luz, formaban un arco iris que inundaba de colores mi visión, ella sonriendo apuntó en su libreta la idea y crecí imaginando, que mi frase la inmortalizó en alguno de sus libros... cosas de niños.

Sé que tía Julieta sonríe complacida desde el luminoso y bello lugar en el que se encuentra.


Con cariño Ro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜