jueves, 2 de abril de 2009

Reflexiones de Ro

El destino del hombre depende de su circunstancia”.

Ortega y Gasset

Estoy tan contenta asistiendo a mi Taller de Narrativa y disfrutando del ambiente académico, cordial, intelectual, literario… que me detengo a reflexionar en este bienestar. Soy una persona que ha vivido desde muy temprana edad en contacto con la cultura en la mayoría de sus manifestaciones; he tenido la oportunidad de vivir y viajar por muchos países y disfrutar de museos, exposiciones, opera, teatro, pinacotecas, arte urbano, etc., y al instalarme hace pocos años en esta bella ciudad de Acapulco, encontré que los eventos culturales están realmente descuidados por parte de las Administraciones, o bien son casi nulos, llegué a pensar que la pasaría realmente mal y contemplé la posibilidad de viajar a la capital de cuando en cuando para alimentar esta necesidad inherente de todos los seres humanos de manifestar, proyectar y recibir el arte.

Mi querido y bello Puerto de Acapulco, es en si mismo una expresión exuberante de la naturaleza que alimenta los sentidos, tal vez eso haya influido para que quienes tienen a su cargo la administración de la cultura, sean tan descuidados en la promoción y desarrollo de ella; ciertamente el presupuesto destinado para este fin –al menos en mi ciudad-, no parece llegar a su destino, “se esfuma” y no se proyecta a su población, esto es del conocimiento público, se que no estoy descubriendo el hilo negro y que los hechos hablan.

Resulta más insultante aún, que cuando profesionales en la materia de promover, desarrollar, dar, fomentar, proyectar las inquietudes artísticas de mis conciudadanos, con recursos propios y de manera desinteresada (léase absolutamente sin costo), sean atacados, recibiendo vituperios, censura y amenazas por algunos medios de información que tienen el deber ético y moral consigo y con la población, de informar, no de intentar destruir lo que personas capaces, -que no improvisadas-, hacen en bien de los acapulqueños y su culturización.

Me llena de tristeza, ver que algunos de mis paisanos estén atrapados en su ignorancia, intentando detener lo que no es posible frenar, por que es un derecho y deber a cubrir con nuestros impuestos: LA CULTURA.

Con todo esto y más; me indigno cuando alguien intenta frenar la labor del único espacio que nos brinda Acapulco para convertirnos en mejores personas cultivándonos en sus diferentes talleres artísticos y literarios, sí, me refiero a nuestra “Promotoría Cultural Aída Espino”.

Así, llena de inquietudes y observando la evolución que todos vamos forjando en los talleres, sintiendo en carne propia los intentos de algunos osados por frenar a mi Promotoría, agradezco lo que no se puede pagar más que con gratitud, colaboración y fraternidad, gracias Gustavo Martínez Castellanos, gracias Aída Espino en nombre de la población acapulqueña, de los talleres, de los escritores, de los que en presencia y en sustancia, reconocemos su trabajo constante y desinteresado. Parafraseando al premio Gilberto Owen 2008, me despido diciendo: ¡ACAPULCO, TE QUIERO CULTO!

Ro

6 comentarios:

  1. Apoyamos moralmente el trabajo que realizan. Promover la cultura artística no es sólo un derecho, sino también una necesidad de los pueblos. Pero los funcionarios de allí como de otrots tantos pueblos del mundi parecen pensar contrario a ustedes, Ro. Quizás se dicen: "Acapulco, te quiero oculto"

    ResponderEliminar
  2. Es inconcebible que un espacio donde se forman escritores, artistas plàsticos, donde se da cabida a las inquietudes de las personas, sea censurado, serà que estamos en tiempos donde querer hacer cultura era sòlo para disidentes? Es una verdadera làstima que la cultura en nuestro puerto sea coartada por no convenir a los intereses de ciertas personas, una verdadera làstima..

    ResponderEliminar
  3. Mi cariño y agradecimiento a nuestros hermanos de Publi-c, su apoyo moral es atesorado en nuestros corazones, gracias.

    ResponderEliminar
  4. Querida Pao, agradezco tus palabras, ciertamente conoces la realidad en nuestro puerto y todos los que amamos el arte hacemos la diferencia. Se avecinan cambios y mejores vientos para todos los inquietos acapulqueños amigos de las letras.
    abrazo.
    Ro

    ResponderEliminar
  5. Te felicito por la lucha por la cultura. Es curiosa la manía de los funcionarios de poner trabas a la misma, pues así sucede en muchos lugares del mundo.
    Un saludo desde Barcelona, España.

    ResponderEliminar
  6. Martikka, lo que dices es tan cierto, como triste...
    afortunadamente los que seguimos desarrollando ideas, somos eso, una "máquina" productora de pensamientos que cristalizan en hechos y nadie ha podido nunca contra eso. Finalmente las trabas nos fortalecen desarollando el ingenio, que como una fina aguja, se clava perforando en el lugar indicado.
    gracias por tus palabras.
    pd.- he visitado tus blogs http://losmanuscritosdelcaos.blogspot.com/, y me felicito por ello, te veré seguido por allá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Bruja Curandera

Enlace

"Aún una vida feliz no es factible sin una medida de oscuridad, y la palabra felicidad perdería su sentido si no estuviera balanceada con la tristeza. Es mucho mejor tomar las cosas como vienen, con paciencia y ecuanimidad"

〜※Carl Jung※〜